21 DE NOVIEMBRE DIA MUNDIAL DE LA ENFERMEDAD PULMONAR OBSTRUCTIVA CRÓNICA


La enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC, es una enfermedad prevenible, progresiva, tratable y con repercusión sistémica. Existe una obstrucción crónica al flujo aéreo en los pulmones, que se mantiene en el tiempo, y que hace que ante determinados gases o partículas nocivas, se desencadene una reacción inflamatoria anómala en los bronquios.

En torno al 13% de la población europea padece EPOC. El principal factor de riesgo es la exposición y/o inhalación del humo del tabaco. El 80-90% de los pacientes son fumadores (aunque sólo entre un 10 y un 25% de los fumadores la padecerán). Los fumadores pasivos e incluso los no fumadores también pueden padecerla. Otros factores de riesgo son genéticos (déficit de alfa1 antitripsina), contaminación ambiental y exposición laboral (combustión de biomasa en ambientes cerrados), infecciones en edades tempranas.

Supone un riesgo aumentado de la mortalidad, ya que los pacientes suelen padecer otras enfermedades de manera concomitante (insuficiencia cardiaca, infarto agudo de miocardio y angina de pecho arritmias, osteoporosis, hipertensión arterial y diabetes, obesidad, cáncer de pulmón).

En estadios iniciales los pacientes están asintomáticos. A medida que la enfermedad progresa, suele aparecer tos crónica (generalmente matutina, productiva, mucosa, pero en ocasiones, seca), expectoración y disnea (fatiga, y dependiendo de su intensidad y de cuando aparece, establece mayor gravedad de la enfermedad: a menor esfuerzo, más grave).

En todos aquellos pacientes fumadores de 40 años o más, de un paquete al día los últimos 10 años, deberíamos realizar una espirometría (prueba que mide el volumen y ritmo del flujo del aire dentro de los pulmones) junto con una radiografía de tórax. Otras pruebas complementarias serán necesarias si se sospechan complicaciones.

El tratamiento pretende disminuir la fatiga y los síntomas respiratorios, que la enfermedad progrese lo menos posible, mejorar la calidad de vida y disminuir las complicaciones de la enfermedad y la mortalidad.

El abandono del tabaco es la única medida que disminuye la progresión de la enfermedad y la mortalidad. El tipo de inhaladores que tenga que utilizar el paciente vendrá determinado por la espirometría y otros valores como síntomas, ingresos en el último año, empleo de corticoides y antibióticos, etc. Los pacientes EPOC han de ser vacunado contra el neumococo y la gripe (esta última, de manera anual).

Si tiene alguna duda acerca del diagnóstico o seguimiento de esta patología, no dude en consultarnos.
Dra. Arantxa López Villalvilla